Tenemos que hablar de Vox

15 Oct Tenemos que hablar de Vox

Artículo publicado en El Confidencial el 15/10/2018

Para mí no es tanto Vox, ni Bannon, ni Le Pen, ni Salvini como los prejuicios en los que se basan y las mentiras que difunden, y también la forma en que lo hacen

¿Qué hacemos con Vox? ¿Debemos discutir sus posibilidades, analizar sus propuestas, comentar sus acciones? ¿O bien es mejor callar para no amplificar su mensaje y darle una relevancia de la que carece? Esto es lo que parecen preguntarse muchos medios, periodistas y figuras públicas en estos días. Creo que la estrategia del silencio es equivocada por dos razones. Por una parte, porque parece asumir que es posible evitar un debate si la gente y los medios importantes no participan en él, algo que dejó de ser cierto hace mucho tiempo. En segundo lugar, porque Vox no ha inventado nada, no está tratando de vender un producto nuevo, sino que se aprovecha de ideas y mensajes que ya están en el debate público europeo. Temo que tras la idea de “mejor no hablar de Vox” se esconda un “mejor no hablar de según qué temas”.

Esto es contrario a los orígenes ilustrados de la democracia liberal. Se supone que se puede hablar de cualquier cosa, que el debate arroja luz, que la razón se abre paso, que no se puede negar la libertad de expresión. Es inevitable pensar en la polémica que tuvo lugar hace unas semanas en Estados Unidos cuando el ‘New Yorker’ retiró una invitación a Steve Bannon para que participara en un debate, mientras que ‘The Economist’ hizo lo contrario: mantuvo a Bannon en el cartel de un destacado evento. Punto liberal para el semanario británico.

Ver artículo completo aquí